TRIO PANCHO CUE

En el año 1992 en la ciudad de Corrientes, se formó un trío que pese a su efímera existencia tomó características de legendario.

Esto se debe principalmente a que sus integrantes, eran ni más ni menos que tres de los más grandes instrumentistas y compositores de nuestro género.

La formación original del “Trio Correntino Pancho Cué” se integró con Isaco Abitbol (1917 - 1994) en bandoneón, el acordeón de Rubén Miño (1931 - 1996) y “la guitarra mayor del chamamé” Nicolás Antonio Niz (1923 - 2010).

Debe su nombre a un humilde paraje cercano al Alvear natal de Don Isaco Abitbol y hay una anécdota que pinta al maestro Isaco de cuerpo entero. Una vez formado el conjunto, un colega músico le acerca una propuesta de nombre. Dada la calidad de los integrantes deberían llamarse “Trébol de Ases” propuso el colega, respondiendo Don Isaco con su humildad característica, “me suena un poco pretencioso, lo vamos a llamar como un humilde paraje de Alvear .… Pancho Cué, sentenció”.

Con esta formación graban el que a la postre sería su único registro fonográfico, realizado para el sello “Yatay”, y donde el trío recreó viejas obras como “El pitogué”, “La yerra” o “Lamento correntino”, obras de la década del 40; también solos de acordeón como “Así es mi chamamé” donde se luce Rubén Miño y de guitarra como “Aire manantialero” obra que le pertenece a Don Antonio Niz. También participa en la obra “A Julio Miceli”, Héctor Chávez en las glosas.

En el año 1993 este trabajo recibe el premio “ACE” (Asociación de Cronistas de Espectáculos).

Luego del fallecimiento de Don Isaco Abtibol acaecido el 6 de Marzo de 1994, Miño y Niz convocan al bandoneonista goyano Ramón Victoriano Sosa con quien graban un registro titulado “Al patriarca del chamame”, también para el sello Yatay, continuando el trío hasta el año 1996 en que fallece Don Rubén Miño.

El sello "Yatay" editó posteriormente en formato CD un disco recopilatorio en el que vieron la luz algunas grabaciones inéditas del trío además de colaboraciones del bandoneonista Julio Lorman.

Y así quedó en la memoria de sus innumerables seguidores, el recuerdo indeleble del “Trío Correntino Pancho Cué”.

Imagenes